jueves, 8 de diciembre de 2016

FIESTA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN




Si miramos el Misal de san Pío V, promulgado en 1570, después del Concilio de Trento, vemos que el 8 de diciembre no se celebraba todavía la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, sino tan sólo la memoria de su Concepción. Ese día se decía la Misa de la Natividad de la Virgen cambiando natividad por concepción. Se celebraba, pues, la Concepción de la Virgen, pero sin precisar si tal concepción había sido o no inmaculada.




Sin embargo, en diversos lugares de Europa (Irlanda e Inglaterra) sí se venía celebrando la Concepción Inmaculada, ya desde el siglo X.
En la Iglesia Occidental la fiesta aparece cuando en el Oriente su desarrollo se había detenido. El tímido comienzo de la nueva fiesta en algunos monasterios anglosajones en el siglo XI, en parte ahogada por la conquista de los normandos, vino seguido de su recepción en algunos cabildos y diócesis del clero anglo-normando.

Durante la Edad Media la Fiesta de la Concepción de María fue comúnmente llamada la «Fiesta de la nación normanda», lo cual manifiesta que era celebrada en Normandía con gran esplendor y que se extendió por toda la Europa Occidental.

En el reino de Aragón, desde el siglo XIII. España fue el primer país que obtuvo de Roma la declaración de esa fiesta como fiesta de precepto.

 Fue en 1645, a petición de Felipe IV.

 Mientras tanto, el Misal Romano seguía refiriéndose sólo a la Concepción de María, aunque elevada también a fiesta de precepto en 1709.

Cincuenta años después, vendría la declaración de la Inmaculada Concepción como Patrona de España.



Por un Decreto de 28 de Febrero de 1476, Sixto IV adoptó por fin la fiesta para toda la Iglesia Latina y otorgó una indulgencia a todos cuantos asistieran a los Oficios Divinos de la solemnidad.

Para poner fin a toda ulterior cavilación, Alejandro VII promulgó el 8 de Diciembre de 1661 la famosa constitución «Sollicitudo omnium Ecclesiarum» en la que declaró que la inmunidad de María del pecado original en el primer momento de la creación de su alma y su infusión en el cuerpo eran objeto de fe.



Fue necesario un largo proceso de maduración de tal verdad de fe en la conciencia de la Iglesia.

 En ese proceso, España tuvo un papel muy importante, no sólo por haber sido la primera nación en que la Iglesia celebró la Concepción Inmaculada de María como fiesta de precepto y la primera también que se puso bajo el patronazgo de la Inmaculada, cuando no era todavía más que una sentida advocación popular y una opinión teológica muy aceptada.



Desde el tiempo de Alejandro VII hasta antes de la definición final, no hubo dudas por parte de los teólogos de que el privilegio estaba entre las verdades reveladas por Dios.

 Finalmente Pío IX, rodeado por una espléndida multitud de cardenales y obispos, promulgó el dogma el 8 de Diciembre de 1854.

sábado, 3 de diciembre de 2016

3 DE DICIEMBRE: SAN FRANCISCO JAVIER

Hoy, 3 de diciembre, conmemoramos a San FRANCISCO JAVIER, Sacerdote.



SAN FRANCISCO JAVIER (1506-1552) nació en el castillo de Xavier, o de los Jaso, cerca de Pamplona, en Navarra, España, en una familia noble.
Nacido con el nombre de Francisco de Jassu y Xavier Azpilicueta, San Francisco Xavier fue el menor de cinco hermanos.
Su infancia estuvo signada por la guerra entre Castilla y Navarra, que terminó con la anexión de este reino, en la cual sus hermanos pelearon y fueron derrotados.


Hacia 1525, San Francisco Xavier se encontraba estudiando en París. En esos años, en la pensión estudiantil, conoció a Pedro Fabro y a otro estudiante de mayor edad, Ignacio de Loyola.
A través de esta amistad, San Francisco Javier fue uno de los padres fundadores de la Compañía de Jesús en 1534. Tres años más tarde, él y San Ignacio de Loyola fueron ordenados sacerdotes en Venecia, y San Francisco Xavier ocupó el cargo de primer secretario de la Orden.
San Francisco Xavier comenzó su destacada vida misionera como enviado del papa Pablo III y del rey de Portugal, Juan II, vía Mozambique, a Goa, la colonia portuguesa en el oeste de la India, donde tuvo un éxito sobresaliente.

Archivo:Xavier f map of voyages asia.PNG

Cuatro años más tarde, en 1545, empezó a extender su labor evangélica más allá de la India continental, llegando a las islas Molucas y a las islas del archipiélago malayo.

A finales de esa década, cuando los europeos habían llegado por primera vez a Japón, San Francisco Xavier decidió viajar allá para fundar la primera comunidad de cristianos, lo cual logró, no sin numerosas dificultades, con ayuda de tres japoneses que había conocido y bautizado en Goa.

La comunidad se estableció en Kagoshima, y a pesar de que le fue negada la entrevista con el emperador nipón en Kyoto, su misión logró convertir y bautizar a más de un millar de personas.

Siempre buscando llevar cada vez más lejos el mensaje de Jesús, en 1552, nombrado ya Provincial de la Orden, se propuso iniciar la evangelización de China.

El grupo que él comandaba llegó a la isla de Shang Chuan, frente a Cantón. Ahí, en espera de una barca que los llevara hasta el importante puerto chino, San Francisco Xavier contrajo una enfermedad fulminante, y falleció ahí, a los 46 años de edad.

Cuando Francisco murió en la isla de Sancian en el año 1552 su cuerpo fue puesto en una caja de madera y cubierto con dos capas de cal viva.

 Dos meses mas tarde el barco Santa Cruz transportó el cuerpo a Malaca donde fue enterrado en una iglesia sin ataud.
 En diciembre de 1553 el cadaver fue desenterrado y puesto en un ataud para ser transportado a la ciudad de Goa. El 15 de marzo de 1554 el cuerpo llega a Goa y es puesto en un sarcófago en la Iglesia del Colegio de San Pablo. En 1622 la Iglesia Católica lo canoniza pero las noticias no llegan a Goa hasta 1623. En 1624 el cuerpo es nuevamente transferido a la Capilla de San Francisco de Borgia en la Iglesia de Bom Jesus. Allí se expone el cadaver en una caja de plata.




 San Francisco Xavier fue canonizado en 1622 por el papa Gregorio XV.Benedicto XIV le declaró, en 1748, patrono de Oriente.
Pio X, le nombró patrón de la Propagación de la fe y patrón Universal de las Misiones.


 Se calcula que en su vida el santo misionero bautizó aproximadamente a treinta mil paganos. Es el santo patrono de India y de los misioneros.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

30 DE NOVIEMBRE: FESTIVIDAD DE SAN ANDRES

SAN ANDRES




 Nació en Betsaida, población de Galilea situada a orillas del lago de Genezaret. Era hijo del pescador Jonás y hermano (le Sinmón Pedro. La Sagrada Escritura no especifica si era mayor o menor que éste. La familia tenía una casa en Cafarnaún y en ella se alojaba Jesús cuando predicaba en esa ciudad.
DISCÍPULO DE JUAN EL BAUTISTA
Cuando San Juan Bautista empezó a predicar la penitencia, Andrés se hizo discípulo suyo. Precisamente estaba con su maestro, cuando Juan Bautista, después de haber bautizado a Jesús, le vio pasar y exclamó: "¡He ahí al cordero de Dios!"



 Andrés recibió luz del cielo para comprender esas palabras misteriosas. Inmediatamente, él y otro discípulo del Bautista siguieron a Jesús, el cual los percibió con los ojos del Espíritu antes de verlos con los del cuerpo. Volviéndose, pues, hacia ellos, les dijo: "¿Qué buscáis?" Ellos respondieron que querían saber dónde vivía y Jesús les pidió que le acompañasen a su morada.

APÓSTOL DE JESÚS
Andrés y sus compañeros pasaron con Jesús las dos horas que quedaban del día. Andrés comprendió claramente que Jesús era el Mesías y, desde aquel instante, resolvió seguirle. Así pues, fue el primer discípulo de Jesús. Por ello los griegos le llaman "Proclete" (el primer llamado). Andrés llevó más tarde a su hermano a conocer a Jesús, quien le tomó al punto por discípulo, le dio el nombre de Pedro. Desde entonces, Andrés y Pedro fueron discípulos de Jesús.




Al principio no le seguían constantemente, como habían de hacerlo más tarde, pero iban a escucharle siempre que podían y luego regresaban al lado de su familia a ocuparse de sus negocios. Cuando el Salvador volvió a Galilea, encontró a Pedro y Andrés pescando en el lago y los llamó definitivamente al ministerio apostólico, anunciándoles que haría de ellos pescadores de hombres. Abandonaron inmediatamente sus redes para seguirle y ya no volvieron a separarse de EI.

AI año siguiente, nuestro Señor eligió a los doce Apóstoles; el nombre de Andrés figura entre los cuatro primeros en las listas del Evangelio.




El día de la multiplicación de los panes y los peces, fue  Andrés el que llevó a Jesús el muchacho que tenía los panes y los peces. Presenció la mayoría de los milagros que hizo Jesús y escucho, uno a uno, sus sermones. Vivió junto a Jesús durante los tres años de vida pública.
DESPUÉS DE PENTÉCOSTES


De acuerdo con la tradición,  San Andrés le correspondió la evangelización de Escitia, lo que sería la actual Rusia.




Estando ahí, un ángel se le apareció para instarlo a que fuera a buscar a San Mateo, y de inmediato viajó a Etiopía, donde su compañero estaba en prisión y había sido privado de la vista.
Cuando San Andrés llegó, las puertas de la cárcel y de la celda se abrieron ante él; luego se arrodilló ante San Mateo, y gracias a sus rezos fervorosos San Mateo recuperó la visión.



Según las referencias de Orígenes, San Andrés predicó en Grecia y en el Cáucaso. Fue el primer obispo de Bizancio, y por eso la Iglesia Ortodoxa Griega lo considera cabeza de su congregación, lo mismo que San Pedro es para la Iglesia Católica.
En Macedonia, fue aprehendido por el procónsul Quirino, bajo acusación de promover el desacato de la religión romana. San Andrés fue arrojado a las fieras, pero éstas lo respetaron y él consiguió escapar.


En Patrás, Grecia, sanó de una enfermedad a Maximila, la esposa del procónsul Egeas, y la convirtió al cristianismo; sin embargo, por desacato al emperador el funcionario lo mandó azotar y luego atar a una crux decussata, o cruz con forma de equis, que por eso se conoce como “cruz de San Andrés”.

El apóstol falleció al tercer día, y supuestamente durante este tiempo predicó el mensaje de Cristo a todos los que pasaban por ahí.


En tiempos del emperador Constancio II (+361), las presuntas reliquias de San Andrés fueron trasladadas de Patras a la iglesia de los Apóstoles, en Constantinopla. Los cruzados tomaron Constantinopla en 1204, y, poco después las reliquias fueron robadas y trasladadas a la catedral de Amalfi, en Italia.


Aquí, catedral de Amalfi, se conserva el cuerpo.

En cambio, la cabeza conservada en Patras, que en 1460 corría el peligro de caer en las manos de los turcos que avanzaban en la conquista de la Acaia, llegó con una solemne ceremonia a Roma en 1462, traída a petición del papa Pío II por Tomás Paleólogo tirano de Morea en fuga, y fue conservada en San Pedro (en la columna llamada de San Andrés)


 hasta junio de 1964, cuando por voluntad de Pablo VI fue devuelta en señal de amistad hacia la Iglesia ortodoxa al obispo metropolitano de Patras,


iglesia de San Andrés de Patras

 donde hoy se conserva en la iglesia dedicada a san Andrés, edificada en el lugar que la tradición señala como el de su martirio.
Reliquia del Santo venerada en el convento de Szaflary, Polonia.

Reliquia de San Andrés

 En 1969, Pablo VI entregó también una reliquia de san Andrés a la Catedral de Santa María de Edimburgo, donde se venera con otra donada por el arzobispo de Amalfi en 1879, tras el restablecimiento de la jerarquía católica en Escocia.

lunes, 28 de noviembre de 2016

BURGOS YA TIENE SU IMAGEN DEL CRISTO DE MEDINACELI

DOMINGO 27 DE NOVIEMBRE

 Burgos cuenta ya con la imagen bendecida de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli, talla que fue recibida por numerosos fieles que desde ahora podrán venerarla en la Iglesia de Santa Dorotea

Resultado de imagen de convento de santa dorotea de burgos

 Se daba la circunstancia de que Burgos era la única capital de provincia de España que no contaba con una imagen de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli. Desde hoy, los burgaleses que lo deseen pueden acercarse a su veneración.


 La iglesia del convento de Santa Dorotea acogió en la tarde de ayer, primer domingo de Adviento, la bendición solemne de una imagen del Santo Cristo de Medinaceli.



Es obra del escultor Juan Manuel Montaño Fernández, magnífico imaginero de Sevilla, realizada en madera de cedro del Líbano.

 El acto, al que asistió un público muy numeroso, abarrotando por completo la iglesia, estuvo presidido por el canónigo Alejandro Millán, acompañado por el delegado de Religiosidad Popular y Cofradías, Lucinio Ramos, el capellán de las religiosas, José Antonio Ruiz Valero, y otros sacerdotes.

Después de la oración litúrgica de Vísperas, cantadas por la Comunidad, se procedió a la bendición de la artística imagen, pasando posteriormente a ser venerada por todos los fieles.


Antes de concluir, la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Sacramento y Jesús con la Cruz a Cuestas, de la parroquia de San Cosme y San Damián, interpretó varias piezas musicales.

 El punto final lo puso un chocolate servido en las dependencias del convento, momento en el que los asistentes dieron la enhorabuena a los organizadores del acto.

 La imagen, propiedad de un particular y cedida al convento de Santa Dorotea, recibirá culto en su iglesia.

SANTA CATALINA LABOURÉ

El 28 de noviembre la Iglesia celebra a Santa Catalina Labouré,

Hoy se celebra a Santa Catalina Labouré, vidente de la Medalla Milagrosa


vidente de la Medalla Milagrosa, a quien la Virgen le dijo: “Dios quiere confiarte una misión; te costará trabajo, pero lo vencerás pensando que lo haces para la gloria de Dios”.


 Santa Catalina Labouré nació en Francia en 1806 en una familia campesina. Quedó huérfana de madre a los nueve años y le pidió a la Virgen que fuera su madre.

Pasó la niñez entre las aves y los animales de la granja porque tuvo que hacerse cargo de las faenas de la casa junto con su hermana pequeña Tonina. Dos amas de casa, en una familia numerosa, que tenían doce y nueve años.
 Su hermana fue admitida como monja vicentina y Catalina tuvo que ocuparse de las labores del hogar por lo que no pudo aprender a leer, ni escribir.

 Más adelante le pidió a su papá que le permitiera irse de religiosa a un convento, pero él se lo negó. Entonces le pedía al Señor que le concediera este deseo. Tiempo después vio en sueños a un sacerdote anciano que le dijo: “un día me ayudarás a cuidar a los enfermos”.


 A los 24 años visitó a su hermana religiosa y en el convento vio la imagen de San Vicente de Paúl y se dio cuenta que él era el sacerdote que vio en sueños. Desde entonces se propuso ser hermana vicentina y no se detuvo hasta ser aceptada en la comunidad.

 Fue enviada a París, donde realizó los oficios más humildes y estuvo al cuidado de los ancianos de la enfermería.


 El 27 de noviembre de 1830 la Virgen María se le aparece en la capilla del convento y le pide que acuñe la Medalla de acuerdo a lo que estaba viendo en la aparición.

Resultado de imagen de SANTA CATALINA LABOURÉ

Con el tiempo y ante la intercesión del confesor de la Santa, el Arzobispo de París permitió fabricar la medalla y empezaron los milagros, tal como lo había prometido la Virgen. A la muerte de su confesor, que sabía todo de las apariciones, le sustituye uno que al escuchar los hechos extraordinarios no la comprende. Mientras tanto, Santa Catalina guardaba en secreto su historia con la Virgen hasta que le renovaron el confesor.


 La Santa sabe que se acerca el tiempo de partir y, después de pedir consejo a la Virgen, confía su secreto a la superiora, quien consigue que se erija en el altar una estatua que perpetúe el recuerdo de las apariciones.

Resultado de imagen de Chapelle Notre-Dame de la Médaille Miraculeuse Site officiel


 Partió a la Casa del Padre a los 70 años, un 31 de diciembre de 1876.



Con ocasión de su beatificación en 1933 su cuerpo fue exhumado, y aunque habían pasado 57 años desde su fallecimiento, fue encontrado incorrupto.
 Solo sus hábitos habían sido corroídos por la humedad que se filtró en el ataúd, su cuerpo fue revestido con un habito nuevo, incluida la tradicional cofia o corneta con alas propia del antiguo habito de su congregación, y colocado en una urna de cristal.

 Hasta el día de hoy su cuerpo puede ser visto por todos los peregrinos que llegan a la Capilla de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, en la Rue du Bac, París.

Fue beatificada por Pío XI en 1933 y canonizada por Pío XII en 1947.

ADVIENTO Y SU ORIGEN



ORIGEN DEL ADVIENTO

El origen y significado del Adviento es un tanto oscuro; en cualquier caso, el término adventus era ya conocido en la literatura cristiana de los primeros siglos de la vida de la Iglesia, y probablemente se acuñó a partir de su uso en la lengua latina clásica.



 La traducción latina Vulgata de la Sagrada Escritura (durante el siglo IV) designó con el término adventus la venida del Hijo de Dios al mundo, en su doble dimensión de advenimiento en la carne –encarnación- y advenimiento glorioso –parusía-.

  Sobre el origen del adviento es preciso remontarse al siglo IV. "El Concilio de Zaragoza (año 380) habla de un tiempo preparatorio a la navidad, que comprende desde el 17 de diciembre, es decir, ocho días antes de la gran fiesta del nacimiento de Jesús, y obliga a los cristianos a asistir todos los días a las reuniones eclesiales hasta en día 6 de enero.


 En Francia, San Gregorio de Tours, menciona un período de ayuno a celebrar a partir del 11 de diciembre, lo que confirió al adviento un carácter marcadamente penitencial... Nos consta en la Iglesia de Roma en el siglo IV una gran celebración de la fiesta de la navidad... Progresivamente, según se va enriqueciendo de contenido teológico el memorial de la , así se va diseñando el adviento como una auténtica liturgia 

 San León magno, Obispo de Roma en el siglo V, piensa el misterio de la navidad como una preparación para la pascua: el pesebre es premonición de la cruz y la llegada del Mesías asumiendo la humanidad es evocación de la segunda venida del Señor, revestido de poder y gloria. 


 De ahí que, con el paso del tiempo, el adviento en Roma revistiera esa doble perspectiva y que se mantiene hasta el día de hoy: 
-celebración dirigida a la Parusía del Señor, coronación definitiva de su obra, que ha de venir.

 - celebración de un tiempo de esperanza gozosa, que culmina en el misterio pascual, realizado por la muerte y resurrección del Señor.


 Así, pues, adviento que en cuanto vocablo pagano no significa más que venida o llegada, o aniversario de una venida, asume un nuevo valor semántico: el de espera y el de preparación".

domingo, 27 de noviembre de 2016

27 DE NOVIEMBRE: MEDALLA MILAGROSA


Hoy 27 de noviembre es la festividad de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa.


 Esta devoción mariana tiene su origen en 1830 y es la primera aparición moderna de la Virgen Santísima. Comienza lo que Pío XII llamó la “era de María”


La Virgen María  se le apareció a Santa Catalina de Labouré en la Capilla de "la Rue du Bac" en el centro de Paris.




APARICIONES

La primera aparición

 tuvo lugar el día 18 de julio de 1830.

Mientras la Santa dormía, un niño, vestido de blanco, como de 5 años le dijo:
 "Ve a la capilla que la Virgen María te espera"



. En la capilla, el niño le dijo: "Aquí esta la Virgen Bendita ". Catalina cayó sobre sus rodillas y puso sus manos sobre el regazo de María.

 Entonces la Virgen habló con ella y le comunicó tristes acontecimientos, sus palabras fueron más o menos así: "Los tiempos serán muy calamitosos, habrá de llover desgracias sobre Francia, su trono será derribado, el mundo entero será afligido por calamidades de todas clases. El clero de París tendrá muchas víctimas, morirá el señor Arzobispo, la Santa Cruz será despreciada, el Corazón de mi Hijo será otra vez traspasado y el mundo entero se entristecerá." Catalina escribiría en cuarenta años, refiriéndose a la profecía.

 Una semana después estalló la revolución en Francia. En 1870 fue fusilado el Arzobispo Monseñor Darboy y otros sacerdotes. Menos la ultima parte, todo lo dicho por María se cumplió.

La segunda aparición 

ocurrió el sábado 27 de noviembre del mismo año, cuando Catalina rezaba con toda la comunidad en la capilla, la Virgen se le aparecido sobre un globo que representaba al mundo y con sus pies pisando una serpiente, de sus dedos salían rayos de luz.

SONY DSC
 Sus brazos se quedaron abiertos, mientras los haces de luz seguían cayendo sobre el globo de sus pies.
 Fue entonces cuando se formó un óvalo que rodeó la imagen y dentro de él apareció escrita la siguiente invocación: "¡Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti!"

 Y una voz le dijo a Santa Catalina: "Haz que se acuñe una medalla según este modelo. Las personas que la lleven recibirán grandes gracias. Las gracias serán abundantes para los que la lleven con confianza".

medalla de la virgen milagrosa

La medalla tiene en un lado la imagen de la Virgen, con la inscripción "Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti", y del otro lado la letra M entrelazada con la cruz y debajo los corazones de Jesús y María y alrededor doce estrellas.

 Se detalla además el corazón de Cristo está coronado de espinas y el de María traspasado por una espada.

 Diciembre 1830

 En el mes de diciembre de 1830, estando en oración, vuelve a oir Catalina un “frufru”, esta vez detrás del altar. El mismo cuadro de la medalla se presenta junto al tabernáculo, por detrás. « Estos rayos son el símbolo de las gracias que la Virgen Santísima consigue para las personas que le piden…Ya no me verás más ».

 Es el final de las apariciones.
 Catalina comunica las peticiones de la Virgen María a su confesor, el Padre Aladel. Este la acoge muy mal y le prohibe pensar en ello. El choque es duro.

El 30 de enero de 1831, se acaba el seminario. Catalina toma el hábito. Al día siguiente, se va al hospicio de Enghien, fundado por la familia de Orléans, calle de Picpus, n°12, en Reuilly, al Este de París, en un barrio de miserias donde atenderá a los pobres a lo largo de 46 años. Su secreto lo guardará toda la vida para ella.

ADVIENTO

NOS PREPARAMOS PARA LA LLEGADA DE JESÚS


Resultado de imagen de adviento 2016

QUIÉN LLEGA?
Es Jesucristo, nuestro Señor, nuestro Salvador, el Redentor del mundo, el Señor de la vida y de la historia, mi Amigo, El Agua viva que sacia mi sed de felicidad, el Pan de vida que nutre mi alma, el Buen Pastor que me conoce y me ama y da su vida por mí, la Luz verdadera que ilumina mi sendero, el Camino hacia la Vida eterna, la Verdad del Padre que no engaña, la Vida auténtica que vivifica.




CÓMO LLEGA

Llegó humilde, pobre, sufrido, puro hace más de dos mil años en Belén. Llega escondido en ese trozo de pan y en esas gotas de vino en cada Eucaristía, pero que ya no son pan ni vino, sino el Cuerpo sacrosanto y la Sangre bendita de Cristo resucitado y glorioso. Y llega disfrazado en ese prójimo enfermo, pobre, necesitado, antipático, a quien podemos descubrir con la fe límpida y el amor comprensivo.
Y llega silencioso o con estruendo en ese accidente en la carretera, en esa enfermedad que no entiendemos, en esa muerte del ser querido, para recordarnos que Él atravesó también por esas situaciones humanas y les dio sentido hondo y profundo.

domingo, 20 de noviembre de 2016

FIESTA DE CRISTO REY

ÚLTIMO DOMINGO DEL CALENDARIO LITURGICO


Con la fiesta de Cristo Rey se concluye el año litúrgico. Se celebra el último domingo del Calendario litúrgico.


Es una de las fiestas más importantes del calendario litúrgico, porque celebramos que Cristo es el Rey del universo. Su Reino es el Reino de la verdad y la vida, de la santidad y la gracia, de la justicia, del amor y la paz


La fiesta de Cristo Rey fue instaurada por el Papa Pío XI el 11 de Marzo de 1925.
El Papa quiso motivar a los católicos a reconocer en público que el mandatario de la Iglesia es Cristo Rey.

.Posteriormente se movió la fecha de la celebración dándole un nuevo sentido. Al cerrar el año litúrgico con esta fiesta se quiso resaltar la importancia de Cristo como centro de toda la historia universal. Es el alfa y el omega, el principio y el fin.

  Cristo reina en las personas con su mensaje de amor, justicia y servicio.
Su reino se hizo presente en la tierra a partir de su venida al mundo hace casi dos mil años.
En la fiesta de Cristo Rey celebramos que Cristo puede empezar a reinar en nuestros corazones en el momento en que nosotros se lo permitamos, y así el Reino de Dios puede hacerse presente en nuestra vida. De esta forma vamos instaurando desde ahora el Reino de Cristo en nosotros mismos y en nuestros hogares, empresas y ambiente.