sábado, 30 de junio de 2012

CATACUMBA SAN CALIXTO




Las catacumbas de San Calixto son un cementerio que se encuentran a la derecha de la Via Appia Antica, después de la iglesia del "Quo Vadis?".

Archivo: Via Appia Antica Roma 2006.jpg





Empezaron a existir hacia la mitad del siglo II y forman parte de un complejo que ocupa una extensión de 15 hectáreas, con una red de galerías de casi 20 km en distintos pisos, y alcanzan una profundidad superior a los 20 metros. En ellas se enterraron a decenas de mártires, 16 pontífices y muchísimos cristianos.

A partir del siglo II se comienza a utilizar este espacio subterráneo para el enterramiento a partir del área funeraria de una familia patricia de Roma: los Cecilios.
Apenas un siglo después comenzará a ser un área administrada por la Iglesia de Roma cuando el Papa San Ceferino (s.III) confirma la custodia de la zona al diácono Calixto, por ese motivo se llaman "Catacumbas de San Calixto"




Entre sus funciones estaba la de asegurar que todos, incluyendo pobres y esclavos, tuvieran un enterramiento digno.
 Mas tarde, el diácono fue nombrado Papa y fue él, que conocía cada rincón, quien decidió ampliarlo y establecerlo como cementerio oficial de la Iglesia.

Después de pasar por largas e impresionantes galerías llenas de lóculos, nos encontraremos con cinco pequeños cubículos llamados de Los Sacramentos, especialmente importantes por sus frescos. En ellos se encuentra el profeta Jonás.


Baptism - Saint Calixte.jpgBautismo
En la superficie se ven dos pequeñas basílicas con tres ábsides, llamadas por ello "Tricoras". En la oriental se inhumó probablemente al papa San Ceferino y al joven mártir de la Eucaristía, San Tarcisio.



Pez y pan eucarísticos, pintura sobre la pared de la cripta de Lucina, en la catacumba de San Calixto, Roma
.
Las catacumbas de San Calixto pueden ser consideradas como un archivo de los pasos de los primeros cristianos. Se muestran en ellas sus costumbres, su vida diaria, sus fe plasmados en las obras y en los ritos funerarios.


Agape feast 04.jpg
Agape eucarístico

Good shepherd 02.jpg

El cementerio subterráneo consta de distintas áreas.

CRIPTA DE LUCINA

Las criptas están formadas por dos hipogeos alfa y beta, pequeñas áreas subterráneas destinadas a sepultura, que contienen unos cubículos, los cuales comunican entre sí mediante galerías y con el exterior a través de dos escaleras.

 En el siglo IV, estas criptas fueron unidas al Cementerio de Calixto por medio de una galería que permitía a los peregrinos, que habían visitado la Cripta de los Papas y la de Santa Cecilia, alcanzar directamente, atravesando la Zona del papa Milcíades, la tumba del papa Cornelio ahí sepultado.


San Cornelio, elegido papa en el año 251, después de un año de pontificado, fue desterrado a Civitavecchia, donde murió el año siguiente. Por los graves sufrimientos padecidos fue considerado mártir y como tal fue calificado también por San Cipriano en diversas ocasiones.

 La Iglesia de Roma celebró la fecha de su definitiva deposición en el cementerio de San Calixto el 14 de setiembre. Su sepulcro se volvió meta de constantes peregrinaciones y atestigua el floreciente culto de los mártires en Roma.
 CRIPTA DE LOS PAPAS


La cripta dei Papi (III sec.)

Es el lugar más sagrado e importante de estas catacumbas, descubierto por el gran arqueólogo Juan Bautista de Rossi en 1854, y definido por él "el pequeño Vaticano, el monumento central de las necrópolis cristianas".

Tuvo su origen hacia fines del siglo II como cubículo privado. Después de la donación de esa área a la Iglesia de Roma, el cubículo fue remodelado y transformado en cripta y se volvió el sepulcro de los papas del III siglo.

 La cripta, de forma rectangular, contenía cuatro nichos para sarcófagos y seis lóculos en cada lado; en total, dieciséis sepulturas, más una tumba monumental en la pared del fondo.

 En esta cripta fueron sepultados nueve papas y ocho obispos del siglo II.

Cripta de los Papas en la catacumba de San Calixto

 En las paredes están pegadas las lápidas originales, quebradas e incompletas, de cinco papas. Sus nombres están escritos en griego, según la costumbre oficial de la Iglesia de ese tiempo. Sobre cuatro lápidas, junto al nombre del pontífice, está la calificación de epí(scopos) = obispo, porque era el jefe de la Iglesia de Roma; y sobre dos lápidas está la sigla, es decir, la abreviatura MTR = Mártir. Mártir significa testigo. Se llamó mártires a los cristianos que habían dado testimonio con la sangre de su fe en Cristo.


CRIPTA DE SANTA CECILIA

En la pared de la izquierda, abajo, se abre un gran nicho en el cual fue colocado el sarcófago que contiene el cuerpo de Cecilia, que permaneció allí hasta el año 821 cuando el papa San Pascual I lo hizo transportar al Trastévere, a la basílica dedicada a ella.

Statua della Martire S. Cecilia
La cripta había sido embellecida con mosaicos y pinturas. De estas últimas quedan ahora algunas imágenes. En la pared izquierda, junto al lugar de sepultura de la mártir, en alto está representada Santa Cecilia en actitud de orante; abajo, en un pequeño nicho, se encuentra la imagen de Cristo "Pantocrátor" (Omnipotente), que sostiene el Evangelio.



Al lado, está la imagen de San Urbano, papa y mártir, contemporáneo de Santa Cecilia, unido en la pasión a la mártir. En la cavidad del lucernario se admira la cruz entre dos ovejitas y las imágenes de los mártires Polícamo, Sebastián y Quirino.




Las otras zonas reciben el nombre de San Milcíades (mitad del s. III), de San Cayo y San Eusebio (finales del s. III), Occidental (primera mitad del s. IV) y Liberiana (segunda mitad del s. IV) con muchas criptas importantes.

SAN PABLO EXTRAMUROS

SAN PABLO EXTRAMUROS
File:Roma San Paolo fuori le mura BW 1.JPG

Basilica que conmemora el lugar donde reposaron los restos del apóstol San Pablo después de su ejecución durante las persecuciones de Nerón.

Dedicada a: San Pablo "Apóstol de los gentiles"


Basílica al cuidado de la Orden Benedictina
La Basílica de San Pablo Extramuros es, después de San Pedro, la iglesia más grande de Roma.
 Imponente y monumental, se destaca más aún por el amplio espacio que la separa de los edificios circundantes.
Con el fin de las persecuciones contra el cristianismo y la promulgación de los edictos de tolerancia, a comienzos del siglo del IV, el emperador Constantino mandó realizar excavaciones en los lugares de la cella memoriae donde los cristianos veneraban la memoria del Apóstol San Pablo, decapitado entre el año 65 y el 67, bajo Nerón.



 Sobre esta tumba, situada en la Vía Ostiense, a unos dos kilómetros de la muralla aureliana que rodeaba Roma, mandó levantar una Basílica, que el Papa Silvestre consagró en el 324.



Bajo el pontificado de Gregorio Magno (590 – 604) la basílica fue modificada drásticamente.
El nivel del pavimento se subió, sobre todo en el sector presbiterial, para realizar el altar directamente sobre la tumba de Pablo.
 Una operación similar se hizo en la Basílica de San Pedro.
De este modo se pudo realizar también una confesión, esto es, un pequeño acceso puesto bajo el nivel del transepto, desde donde podía accederse a la tumba del apóstol.

En esta época había dos monasterios cerca de la basílica: San Aristo para hombres y San Esteban para mujeres. Los servicios eran atendidos por un cuerpo especial de clérigos que había sido instituido por el Papa Simplicio (m. h. 483).
Con el tiempo, los monasterios y los clérigos de la basílica decayeron; el papa Gregorio II (m. 731) restauró el primero y confió a los monjes el cuidado de la basílica.


La basílica fue saqueada por los lombardos en 739.
 Las papas continuaron siendo generosos con el monasterio; la basílica resultó nuevamente dañada durante las invasiones sarracenas del siglo IX, siendo saqueada en 847.

 Por este motivo, el papa Juan VIII (820-882) fortificó la basílica, el monasterio, y los alojamientos de los campesinos, formando la ciudad de Joannispolis, que aún era recordada en el siglo XIII.

En 937, cuando san Odón de Cluny fue a Roma, Alberico II de Spoleto, patricio romano, confió el monasterio y la basílica a su congregación y Odón nombró a Balduino de Monte Cassino.

El papa Gregorio VII (h. 1020-1085) fue abad del monasterio y en su época Pantaleone de Amalfi presentó las puertas de bronce de la basílica mayor, que fueron ejecutadas por artistas de Constantinopla.

Claustro del monasterio de San Paolo fuori le mura. El gracioso claustro del monasterio se erigió entre 1220 y 1241.

Archivo:Kreuzgang st paul rom.jpg

La basílica se enriqueció con un baldaquino realizado en 1285 por Arnolfo di Cambio. A este siglo pertenecen también los mosaicos del ábside.


 La sacristía contiene una bella estatua del papa Bonifacio IX (1356-1404).
 El papa Martín V (h. 1368-1431) lo confió a los monjes de la Congregación de Monte Cassino. Entonces se convirtió en una abadía territorial o abadía nullius. La jurisdicción de abad se extendió sobre los distritos de Civitella San Paolo, Leprignano y Nazzano, todos los cuales formaban parroquias; la parroquia de San Pablo en Roma, sin embargo, queda bajo la jurisdicción del cardenal vicario.



La estructura de la basílica no sufrió ulteriores cambios hasta el papado de Sixto V (1585 – 1590), el cual, aparte de desmantelar algunas estructuras en torno al altar, hizo descubrir la confesión gregoriana creando una confesión descubierta, que permaneció así hasta el incendio.
 Esta confesión estaba orientada hacia el ábside, al contrario de la actual, orientada hacia las naves.
Desde 1215 hasta 1964 fue la sede del Patriarca Latino de Alejandría.

El actual superior es Edmund Power, Orden de San Benito


INCENDIO DEL 1823

Durante el pontificado del papa Pio VII, en la noche del 15 al 16 de Julio de 1823, un incendio destruyó la mayor parte del edificio, dejando incólume el claustro.


El fuego se inició por la negligencia de un trabajador que estaba reparando el plomo del tejado.
 De este modo quedó prácticamente destruida la basílica, la única entre todas las iglesias de Roma que había conservado su primitivo carácter durante 1435 años.

En el espacio de una noche las llamas destruyen la Basílica.

El papa León XII hace un llamamiento a todos los fieles: la Basílica se reconstruirá idéntica, reutilizando las piezas que se han salvado del fuego, de modo que se mantenga la tradición cristiana de sus orígenes.

Se salvó:
1.Tumba del Apóstol. El año 2006 se abrió un hueco que permite ver la pared de mármol del sepulcro de San Pablo.

2.Espléndido Ciborio de Arnolfo di Cambio (año 1284). Milagrosamente salvado del incendio.

3.Mosaico del ábside. El mosaico original, del siglo XIII, resultó muy dañado en el incendio. El actual es la reproducción fiel del primitivo, del que lograron salvarse algunos fragmentos (otros se ven en el Museo).


4.Candelabro pascual (siglo XII-XIII), con escenas de la Pasión. Obra excepcional, que también se salvó del incendio

5.Puerta bizantina. Extraordinariamente bella. Fue realizada en el siglo XI y era la puerta central de la antigua basílica. Aunque muy restaurada tras el incendio, es una de las principales reliquias de arte bizantino en Roma.

6.Mosaico del Arco de Triunfo, llamado de Gala Placidia (hija del emperador Teodosio, siglo V) porque fue financiado por ella. Muy restaurado a lo largo de los siglos y después del incendio. Ha perdido gran parte de su antigua belleza.

7.Claustro del siglo XIII, obra en parte de los Vassalleto, célebres escultores romanos. Muy similar al de Letrán.


8.Retratos de los Papas. La serie fue comenzada en el siglo V. De los retratos de la antigua basílica sólo se han salvado 42 (ahora en el Museo). Actualizados siempre con el pontífice reinante.

  Se modifica, se restaura, se derriba, se reconstruye.
 No sólo responden en masa los católicos, sino que llegan donativos de todo el mundo, como los bloques de malaquita y de lapislázuli enviados por el Zar Nicolás I, que se usarán para los dos suntuosos altares laterales del transepto, o las columnas y las ventanas de alabastro finísimo regaladas por el rey Fuad I de Egipto, o también los pilares de alabastro enviados por el virrey de Egipto, Mohamed Alí.

 Es la obra más imponente de la Iglesia de Roma del siglo XIX.


  El 10 de diciembre de 1854, el papa Pío IX (1846-1876) consagra la “nueva” Basílica ante una gran número de cardenales y obispos de todo el mundo presentes en Roma para la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción.

PLAZA DE SAN PEDRO DEL VATICANO

PLAZA DE SAN PEDRO DEL VATICANO





A mediados del siglo XVII Bernini recibe del papa Alejandro VII el encargo de realizar delante de la Basílica de San Pedro del Vaticano una gran explanada que sirva para acoger a una congregación de fieles que fuera a visitarle, construida entre 1656 y 1667.
Es un ejemplo más de la glorificación del papa como jefe de un Estado.

El proyecto original pretendía la construcción de una plaza cerrada, con dos brazos laterales y un tercero que la aislaba, creando un espacio diferenciado y recoleto.
 Tras este tercer brazo de la plaza se encontraba originalmente una manzana de casas, el Borgo Leonino, adaptándola así al contexto urbanístico.
 Este tercer brazo no se llego a construir, quedando la plaza con un aspecto muy similar al actual.

El diseño de la plaza simboliza al pontífice coronado con la tiara (cúpula de San Pedro) y con los brazos abiertos, acogiendo a toda la cristiandad.
Otro de los proyectos presentados por Bernini simbolizaba a Cristo crucificado. Además el pontífice exigió que la plaza permitiera que todos los situados en ella vieran cómodamente la Lonja de la Bendiciones y las estancias vaticanas, desde donde se realizan las bendiciones papales.

La plaza de San Pedro se compone en realidad de dos plazas tangentes, una de forma trapezoidal y otra elíptica.

 La plaza trapezoidal se cierra hacia nuestro frente reduciendo ópticamente la fachada de Maderno y logrando que los espectadores situados en la plaza elíptica perciban la concepción original de la cúpula de Miguel Ángel.

Archivo:Saint Peter's Square from the dome v2.jpg

A la plaza se accede desde la Via della Conciliazione y muestra, al fondo, la magnífica fachada de la Basílica de San Pedro; esta vía comienza en el largo Giovanni XXIII, muy cerca del castillo de Sant'Angelo, junto al río Tíber, pasando al final por la plaza Pío XII.



Las columnas se encuentran organizadas radialmente en torno al punto de generación de la elipse, creando un espacio desbaratado ópticamente. El estilo cultivado por Bernini es bastante clásico, casi arqueológico, con un sentido muy sobrio en el uso del orden toscano, aunque dinámica y escenografía es barroco
El uso de columnas con balaustradas y estatuas nos recuerda a Palladio en el Teatro Olímpico.
 Un eje tetrástilo de columnas pareadas rompe la monotonía de los tramos medios.

Estatuas sobre las columnatas de la Plaza de San Pedro en la Ciudad del Vaticano en Roma


Archivo:079ColonnatoSPietro.jpg
Las columnatas constan cada una de 284 columnas dóricas de 13 metros de altura acomodadas en 4 hileras. En la parte superior de las columnatas se encuentran 140 estatuas de diversos santos realizadas en los siglos XVII y XVIII.
En el centro de la Plaza:

EL OBELISCO
Es sabido que el Emperador Augusto ordenó la ereccion del obelisco en el Foro Juliano en Alejandria, donde permaneció hasta el año 37 de nuestra era.
Archivo:Vaticano14.jpg

Traido de Egipto en el año 37 A.C. por el Emperador Calígula para su circo. Fue testigo del martirio de San Pedro y muchos otros cristianos.

 El Papa Sixto V lo puso en su ubicación actual en el año 1586.


Una cruz de bronce de 2,24 fue colocada en el piramidion, pero fue removida en 1740, para abrirle una cavidad y colocarle ciertas reliquias.

 

La ubicación original del obelisco está marcada con una placa cerca de la sacristía en la parte sur de la Basílica de San Pedro, donde permaneció hasta el año 1586 cuando el Papa Sixto V lo movió a su ubicación actual momento en que se añade la cruz superior.
A cada lado del Obelisco,
Archivo:Plaza San Pedro.jpg

 Las fuentes de la plaza Con sus 8 metros de altura, estas fuentes colocadas simétricamente en la plaza son obra de Carlo Maderno.



 El diseñador de la plaza, Bernini, colocó la original en su actual ubicación y mandó construir una segunda para lograr la simetría.



ESTATUA DE SAN PEDRO




El Papa Pío IX decidió reemplazar en el siglo XIX antiguas estatuas de San Pedro y San Pablo, con las que se encuentran actualmente enfrente de la Basílica de San Pedro en el año de 1847.ESTATUA DE SAN PABLO



Esculpida en 1838 por Adamo Tadolini, un estudiante de Canova. Tiene una espada en su mano derecha mientras que en su mano izquierda tiene un libro con un grabado que dice: "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Filipenses 4:13).

PEDRO Y`PABLO

PEDRO Y PABLO


PRIMEROS MÁRTIRES DE LA SANTA IGLESIA, SANTOS

MÁRTIRES DE LA PERSECUCIÓN DE NERÓN DESPUÉS DEL INCENDIO DE ROMA

Archivo:Robert, Hubert - Incendie à Rome - .jpg

La celebración de hoy, introducida por el nuevo calendario romano universal, se refiere a los protomártires de la Iglesia de Roma, víctimas de la persecución de Nerón después del incendio de Roma, que tuvo lugar el 19 de julio del año 64.

  ¿Por qué Nerón persiguió a los cristianos?
 Nos lo dice Cornelio Tácito en el libro XV de los Annales: “Como corrían voces que el incendio de Roma había sido doloso, Nerón presentó como culpables, castigándolos con penas excepcionales, a los que, odiados por sus abominaciones, el pueblo llamaba cristianos”.



  En tiempos de Nerón, en Roma, junto a la comunidad hebrea, vivía la pequeña y pacífica de los cristianos. De ellos, poco conocidos, circulaban voces calumniosas. Sobre ellos descargó Nerón, condenándolos a terribles suplicios, las acusaciones que se le habían hecho a él. Por lo demás, las ideas que profesaban los cristianos eran un abierto desafío a los dioses paganos celosos y vengativos...

 “Los paganos—recordará más tarde Tertuliano— atribuyen a los cristianos cualquier calamidad pública, cualquier flagelo. Si las aguas del Tíber se desbordan e inundan la ciudad, si por el contrario el Nilo no se desborda ni inunda los campos, si hay sequía, carestía, peste, terremoto, la culpa es toda de los cristianos, que desprecian a los dioses, y por todas partes se grita: ¡Los cristianos a los leones!”.


Nerón tuvo la responsabilidad de haber iniciado la absurda hostilidad del pueblo romano, más bien tolerante en materia religiosa, respecto de los cristianos: la ferocidad con la que castigó a los presuntos incendiarios no se justifica ni siquiera por el supremo interés del imperio.

  Episodios horrendos como el de las antorchas humanas, rociadas con brea y dejadas ardiendo en los jardines de la colina Oppio, o como aquel de mujeres y niños vestidos con pieles de animales y dejados a merced de las bestias feroces en el circo, fueron tales que suscitaron un sentido de compasión y de horror en el mismo pueblo romano. “Entonces —sigue diciendo Tácito—se manifestó un sentimiento de piedad, aún tratándose de gente merecedora de los más ejemplares castigos, porque se veía que eran eliminados no por el bien público, sino para satisfacer la crueldad de un individuo”, Nerón.

 La persecución no terminó en aquel fatal verano del 64, sino que continuó hasta el año 67.

  Entre los mártires más ilustres se encuentran el príncipe de los apóstoles, crucificado en el circo neroniano, en donde hoy está la Basílica de San Pedro, y el apóstol de los gentiles, san Pablo, decapitado en las “Acque Galvie” y enterrado en la vía Ostiense. Después de la fiesta de los dos apóstoles, el nuevo calendario quiere celebrar la memoria de los numerosos mártires que no pudieron tener un lugar especial en la liturgia.

¿QUO VADIS, DOMINE?  ¿A DONDE VAS SEÑOR?




Pedro ,el apóstol , había salido de Roma antes de la persecución que Nerón ha desatado  contra los cristianos, cuando por el camino en una visión ve venir en sentido contrario al Cristo, con la cruz cargando, pregunta Pedro:
-Quo Vadis, Domine?…¿A donde vas Señor?
Jesús le responde: -A Roma a ser crucificado de nuevo.
Pedro entiende la visión y decide regresar al martirio.

PELICULA RELIGIOSA

PELICULA SOBRE SAN PEDRO



Pedro, el apóstol al que Cristo designó como fundador de su Iglesia, desempeñó un papel crucial en la difusión del cristianismo en Roma.

 Fue muy fructífera su relación con Pablo, el apóstol de los gentiles, a pesar de las divergencias que había entre ambos.
 Los dos ejercieron una gran influencia en la historia de Roma en el siglo I d.C.


viernes, 29 de junio de 2012

SAN PEDRO Y SAN PABLO

Festividad de San Pedro y San Pablo.
La iglesia celebra su fiesta el 29 de junio.

Felicidades a todos las persona s que hoy celebran su santo



La solemnidad conjunta de San Pedro y San Pablo es la conmemoración del martirio en Roma de los apóstoles Simón Pedro y Pablo de Tarso, celebrada el 29 de junio..
San Pedro y San Pablo son apóstoles, testigos de Jesús que dieron un gran testimonio. 
Se dice que son las dos columnas del edificio de la fe cristiana. Dieron su vida por Jesús y gracias a ellos el cristianismo se extendió por todo el mundo. 

Los cadáveres de San Pedro y San Pablo estuvieron sepultados juntos por unas décadas, después se les devolvieron a sus sepulturas originales.
 En 1915 se encontraron estas tumbas y, pintadas en los muros de los sepulcros, expresiones piadosas que ponían de manifiesto la devoción por San Pedro y San Pablo desde los inicios de la vida cristiana. Se cree que en ese lugar se llevaban a cabo las reuniones de los cristianos primitivos.
En el Santoral católico,es celebrado como solemnidad.

Tan atrás como en el siglo IV se celebraba una fiesta en memoria de los Santos Pedro y Pablo en el mismo día, aunque el día no era el mismo en Oriente que en Roma.



La fecha 258 en las notas revela que a parir de ese año se celebraba la memoria de los dos Apóstoles el 29 de junio en la Vía Apia ad Catacumbas (cerca de San Sebastiano fuori le mura), pues en esta fecha los restos de los Apóstoles fueron trasladado allí.
 Más tarde, quizá al construirse la iglesia sobre las tumbas en el Vaticano y en la Vía Ostiensis, los restos fueron restituidos a su anterior lugar de descanso: los de Pedro a la Basílica Vaticana y los de Pablo la iglesia en la Vía Ostiensis.





San Pedro y San Pablo se llaman Príncipes de los Apóstoles porque:

 San Pedro fue especialmente escogido por Jesucristo por cabeza de los Apóstoles y de toda la Iglesia,

 San Pablo fue el qué más trabajó en la predicación del Evangelio y en la conversión de los gentiles.











.

lunes, 25 de junio de 2012

JESÚS EL POBRE

SALIDA EXTRAORDINARIA DE JESÚS EL POBRE


La Hermandad de Jesús Nazareno 'El Pobre' y María Santísima del Dulce Nombre en su Soledad organizó el sábado una procesión extraordinaria con motivo del 200 aniversario del culto a la imagen de Jesús Nazareno 'El Pobre'.

Archivo:Jesus el Pobre Madrid.jpg

Más cosas sobre la salida en ....
http://pasos-palios.blogspot.com.es/2012/06/jesus-el-pobre-de-madrid.html

File:San Pedro el viejo Madrid.jpg